Search
  • Carlos Arroyo

¿Qué significan los sueños?

El mundo de los sueños ha fascinado a la humanidad desde siempre. Diversos textos antiguos demuestran que para nuestros ancestros los sueños eran muy importantes; eran considerados premoniciones, profecías y les asignaban un significado importante. El mundo de los sueños coexistía con el mundo de la vigilia.


Me gusta imaginarme cómo interpretarían los primeros homo sapiens sus sueños. Qué cosa más rara tuvo que haber sido intentar articular con un lenguaje apenas en construcción lo que pasaba en sus cabezas por las noches. Incluso ahora que tenemos a nuestra disposición muchos recursos verbales, visuales y sensoriales para tratar de comunicar lo que se vive en los sueños sigue siendo muy complicado hacer sentido de esta película que se crea y se reproduce en nuestro cerebro sin aparente control. Es como entrar al cine a ver una película y ser el director, los actores y el público al mismo tiempo.




¿Cómo no desconcertarse con un fenómeno como los sueños? Personas que no conocemos aparecen e interactúan con nosotros, pero en el sueño no sabemos esto, sólo aceptamos el hecho que ahí están. Es más, en ocasiones actuamos y les hablamos como si fueran nuestro papá o mamá cuando claramente no lo son. Hay también cambios de escena repentinos que aceptamos sin dudar ni un momento: de estar en la sala de la casa pasamos a la mitad del océano y todo parece muy normal. Gente que ha muerto también suele aparecerse, gente famosa hablando idiomas extranjeros, animales imposibles, escenas tristes, estresantes, sexuales, extáticas, aburridas y hasta graciosas son las rarezas con las que convivimos cada noche durante toda nuestra vida. ¡Qué locura!


No es extraño que al ser los sueños algo tan común pero tan extraordinario y - francamente - incomprensible, haya muchas personas que han dedicado su vida al estudio del mundo onírico. Una de esas personas es Mario Alonso Martínez, mejor conocido como Oneiros Speculum, autor del libro "Onirocosmos, Manual para trabajar y explorar el universo de los sueños".


Leí este libro hace casi dos años y tuve la oportunidad de platicar con Oneiros para Encuentros de Mentes. Se puede escuchar en este link: Episodio #13. El universo de los sueños. Sin embargo, en este texto hablaré de 3 aspectos interesantes de este libro que espero les inspire a comprar y leer.


El encuentro con los arquetipos.


El concepto de los arquetipos de la psicología profunda de Carl Gustav Jung proviene de la idea del inconsciente colectivo, la cual se refiere a la existencia de estructuras en la mente inconsciente que son compartidas entre la especie humana. Oneiros nos da una lista de los elementos o estructuras más comunes en la navegación de la mente. Algunas de estas estructuras son: la sombra, sicigia, animus, anima, y el sí-mismo.


Es interesantísimo empezar a poner atención a los arquetipos de nuestros sueños porque, por más extraños que parezcan, las figuras de el héroe, la madre, el sabio, el trickster hacen su aparición, a veces de forma oculta, a veces muy evidente. Abordar nuestros sueño desde el lente de los arquetipos proporciona un marco bastante útil por el cual comenzar a navegar nuestra mente inconsciente.


El sueño como obra teatral


Una vez entendidos los conceptos arquetípicos que aparecen en los sueños, se puede ir un paso más allá y desglosar los sueños como si fueran una obra de teatro en la que el espectador somos nosotros y el autor de la obra es el inconsciente. Maria F. Mahoney, periodista y estudiosa junguiana, propone el siguiente modelo de 5 elementos:

  1. Dramatis personae. La puesta en escena, el lugar. "Estoy en la calle y está oscuro", por ejemplo.

  2. Exposición. Se comienza a formar un conflicto o una crisis. Ésta es la trama.

  3. Culminación. Algo sucede, bueno o malo, extraño o normal, que desenvuelve la trama.

  4. Resolución. La situación se resuelve, algo final pasa. "El carro choca" "Salgo de la habitación y me voy a casa", por ejemplo.

  5. Crisis irresuelta. Las emociones son tan fuertes que antes de que se resuelva el sueño, despertamos. Se puede interpretar como un problema que requiere nuestra atención conciente.

Interpretar los sueños


El libro lleva en su título la palabra "manual", y eso es algo que aprecié mucho de este libro. No es sólo un excelente recorrido histórico y filosófico de los sueños, sino que es también una guía bastante fácil de entender acerca de cómo interesarnos más por nuestros sueños para poder trabajar con ellos, interpretarlos, convivir en ese universo.


En el libro aprendemos que Robert A. Johnson propone un método de 4 pasos para empezar a hacer precisamente eso:

  1. Amplificación. Hacer asociaciones de lo que vemos en los sueños. ¿Qué nos provoca esa imagen? ¿Qué recuerdos nos trae?

  2. Conectar imágenes con dinámicas internas, es decir, hacer visible lo invisible. Las preguntas clave aquí son: ¿Qué parte de mi representa esta imagen? ¿Dónde he visto esto últimamente en mi vida? ¿Veo algún rasgo semejante con mi personalidad o la de otros?

  3. Interpretar. ¿Cuál es el sentido de esta representación dramática en mi psique? ¿Cómo interactúan los distintos componentes con mi personalidad? La dirección aquí debe ser tratar de encontrar algo que no sabías, y no sólo confirmar algo.

  4. Ritualizar. Integrar el nuevo conocimiento de uno mismo a la vida a través de actos simbólicos.

Oneiros realizó un trabajó sobresaliente con este libro, puesto que deja al lector no sólo mucho más informado sobre los sueños, sino profundamente curioso por saber más y trabajar nuestro inconsciente como una herramienta más de autoconocimiento.


Pueden comprar el libro aquí: Lunaria Ediciones.